Top Ad unit 728 × 90

Lo Ultimo

recent

La Verdadera Temperancia es Vivir una Vida Balanceada (Matutina de Adultos)

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 1 Corintios 3:16.

Aquí se nos da únicamente una oportunidad de vida; y la pregunta de todos debiera ser: “¿Cómo puedo invertir mi vida de manera que produzca la mayor ganancia?” La vida es valiosa solo cuando la mejoramos para el beneficio de nuestros congéneres y la gloria de Dios. El cultivo cuidadoso de las habilidades con las que el Señor nos ha dotado, nos calificará para una utilidad más elevada aquí y una vida superior en el mundo venidero.

El tiempo que se dedica al establecimiento y la preservación de una buena salud física y mental está bien gastado. No podemos darnos el lujo de atrofiar o invalidar una sola función de la mente o del cuerpo por el exceso de trabajo o el abuso de parte alguna de la maquinaria viviente. Tan ciertamente como hagamos tal cosa, sufriremos las consecuencias. Nuestro primer deber para con Dios y con nuestros semejantes es el del desarrollo propio. Cada facultad con la que nos ha dotado el Creador debe ser cultivada hasta el nivel más elevado de perfección, de modo que podamos hacer la mayor cantidad de bien del que seamos capaces.

Para purificar y refinar nuestro carácter, necesitamos de la gracia que nos ha sido dada por Cristo, la cual nos permitirá ver y corregir nuestras deficiencias, y mejorar lo que es sobresaliente. Esta obra, lograda por nosotros mismos en el poder y el nombre de Jesús, será de mayor beneficio para nuestros congéneres que cualquier sermón que podamos predicarles. El ejemplo de una vida bien equilibrada y ordenada es de valor inestimable.

La intemperancia se encuentra en la base de la mayor parte de los males de la vida… No hablamos de intemperancia limitada únicamente al uso de licores embriagantes; tiene un significado más amplio, que incluye la indulgencia dañina de cualquier apetito o pasión… Si los apetitos y las pasiones estuvieran bajo el control de la razón santificada, la sociedad presentaría un aspecto ampliamente diferente. Muchas cosas que generalmente son convertidas en artículos de la dieta no son aptas como alimento; su sabor no es natural, sino que se ha cultivado.

El alimento estimulante crea un deseo por estimulantes aún más fuertes.

Los alimentos indigeribles trastornan todo el sistema, y resultan en deseos no naturales y un apetito no común… La verdadera temperancia nos enseña a abstenernos completamente de aquello que es perjudicial y a usar juiciosamente solo aquellos artículos de la alimentación que son saludables y nutritivos —Signs ofthe Times, 20 de abril de 1882.
Desde el Corazón
Por: Elena G. de White
La Verdadera Temperancia es Vivir una Vida Balanceada (Matutina de Adultos) Reviewed by FUI PERDONADO on 12:00 a. m. Rating: 5

No hay comentarios:

Todos los derechos reservados a Fui Perdonado © 2013 - 2015
Powered by Themes24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.